Microbiota y influencia en eje intestino-cerebro

2 mins

En este artículo exploraremos cómo la salud intestinal puede afectar la salud mental y viceversa. Abordaremos la importancia del sistema entérico y cómo se conecta con el cerebro, la ciencia detrás de este vínculo, y recomendaciones nutricionales para promover una salud integral.

Introducción

¿Alguna vez has experimentado mariposas en el estómago o dolor abdominal en situaciones estresantes? No es coincidencia. La conexión entre el cerebro y el intestino es más profunda de lo que podríamos pensar, y en este artículo te explicamos por qué.

El Sistema Entérico: El segundo cerebro

El sistema entérico, a menudo denominado el «segundo cerebro», es una compleja red de neuronas ubicadas en el intestino. Este sistema no solo está conectado con el cerebro a través del sistema nervioso central, sino que también tiene cierta autonomía. Controla funciones autónomas como las sensaciones de hambre y contribuye a la regulación emocional.

La ciencia detrás de la conexión cerebro-intestino

Diversos estudios demuestran que el microbioma intestinal afecta tanto la salud intestinal como la cerebral. Por ejemplo, en el intestino se sintetiza una gran cantidad de neurotransmisores como el triptófano, que es precursor de la serotonina y melatonina, fundamentales para el bienestar mental.

La importancia de la diversidad en el Microbioma

Una microbiota diversa se asocia con una mejor salud mental y protección frente a enfermedades como la depresión, el Alzheimer y la ansiedad.

Abajo una foto de la variabilidad de la microbiota en las distintas etapas de desarrollo de la vida y como afecta a la salud de nuestro intestino.

Evolución de la microbiota en función de los años

Estrategias Nutricionales para una Salud Integral

  1. Dieta diversa y alta en fibra: Consumir una variedad de frutas, verduras y cereales integrales ricos en fibra.
  2. Incorporación de Probióticos: Consumir alimentos fermentados como kéfir, chucrut, y té kombucha.
  3. Consumo de Prebióticos: Alimentos que contienen fibra insoluble y soluble, como legumbres y semillas.
  4. Evitar alimentos ultraprocesados: Estos alimentos fomentan el crecimiento de bacterias «malas», afectando negativamente tanto la salud intestinal como mental.
Prebióticos y probióticos

Conclusiones y despedida

La salud intestinal y la mental están profundamente interconectadas, y la nutrición desempeña un papel crucial en ambas. Es fundamental tomar un enfoque integral para cuidar nuestra salud en todas sus dimensiones.

Espero que este artículo te haya proporcionado una comprensión profunda y accionable sobre cómo la salud intestinal y mental están conectadas. ¿Has experimentado cambios en tu bienestar mental al ajustar tu dieta? Nos encantaría escuchar tu experiencia.

Mujer feliz

2 comentarios en «Microbiota y influencia en eje intestino-cerebro»

Deja un comentario